Saltar al contenido

Lenguaje mímico

mimica
Lenguaje mímico
El lenguaje mímico es la capacidad de expresar ideas, pensamientos y sentimientos, a través de gestos y movimientos corporales. A diferencia del lenguaje verbal o escrito, no usa palabras, sino comunicación no verbal. Desde la infancia, paralelamente a la comunicación verbal, el ser humano desarrolla, año tras año, esta forma de hacerse entender a través de la mímica. Este proceso se adquiere a través de la observación de diferentes acciones y reacciones que expresan diferentes ideas y necesidades. El lenguaje mímico se deriva de los mimos. Se refiere al uso de gestos para comunicarse. Un buen ejemplo de lenguaje mímico es cuando conoces a otra persona que no habla tu idioma pero necesita comunicarte algo. Tal vez inconscientemente, comienzas a hacer movimientos y gestos corporales, para hacerte entender. Se podría decir que el lenguaje mímico es sólo otra herramienta para los humanos y animales, utilizada para la supervivencia.

Características de la mímica

  • Es un lenguaje no verbal, que emplea gestos faciales, manuales y corporales.
  • Es un complemento del lenguaje oral, como ya se ha dicho es algo que aprendemos de los niños, ya sea consciente o inconscientemente con los gestos podemos dar más énfasis a nuestras palabras o por el contrario negar lo que estamos diciendo. Si damos la bienvenida a alguien y nuestros gestos muestran alegría, mostramos que realmente nos gusta la presencia de la otra persona. Si, por el contrario, muestran incomodidad, mostramos que damos la bienvenida por cortesía, pero no por placer.
  • Es un tipo de comunicación incompleta, se considera de esta manera ya que a través de los gestos y los movimientos corporales no podemos expresar cada uno de los movimientos o pensamientos, este lenguaje tiene muchas limitaciones y es el trabajo del receptor interpretar todo el mensaje en caso de que no pueda utilizar el lenguaje verbal.
  • Se presta a malas interpretaciones. A pesar de que hay gestos que se entienden universalmente, el receptor no siempre da el mismo significado que el emisor, y dependiendo de la facilidad con la que se interpreten estos gestos el mensaje puede ser malinterpretado.

Tipos de mímica

Pantomima

La pantomima es una forma de representación artística. La persona a cargo de la representación es un mimo. Se trata de contar varias historias, emociones, sentimientos, omitiendo la comunicación verbal y poniendo el cuerpo al servicio y en sustitución de la palabra. También se incluye en la mímica dramática.

Utilizado como recurso de representación dramática desde la Antigua Grecia, esta herramienta expresiva evolucionó de generación en generación, pasando por el Imperio Romano, ampliamente utilizado en el teatro Nō o Noh del drama musical japonés.

Su período de máximo esplendor tuvo lugar en la Italia del siglo XVI con la Commedia dell’Arte, es decir, la Comedia del Arte.

Hubo grandes profesionales, artistas que usaron la pantomima como medio de expresión artística, entre los que se encontraban: Charles Chaplin (Reino Unido, 1889/1977), actor y director británico; Buster Keaton (EE.UU., 1895/1966), actor y director estadounidense de cine mudo y Marcel Marceau (Francia, 1923/2007), mimo y actor francés.

Lenguaje de signos

El lenguaje de signos es un lenguaje expresivo mediante el uso de diferentes signos y gestos percibidos visualmente y a través del tacto.

Fue Gerónimo Cardano, un médico italiano, quien en el siglo XVI estableció que los sordomudos podían comunicarse a través de símbolos, asociándolos con el objeto o cosa a la que se referían.

Más tarde, exactamente en 1620, Juan de Pablo Bonet publicó el primer tratado de fonética y terapia del habla, que ayudaría a la comunicación entre sordomudos.

El cine mudo

El comienzo del cine mudo fue en 1888 con la primera película muda titulada “La escena en el jardín de Roundhay” hecha por Louis Le Prince. Su apogeo duró de 1894 a 1929, cuando el cine sonoro tomó las riendas del séptimo arte.

En el cine mudo, no había sincronización entre las imágenes y el sonido, principalmente no había diálogos sonoros. A veces se podía ver el acompañamiento de música en vivo a las imágenes de la película.

La mayoría de las películas rodadas durante la era del silencio fueron filmadas en blanco y negro. Hay registros que muestran que algunos cineastas, como Georges Méliès (1862/1938, Francia), tenían un equipo encargado de pintar los fotogramas, dando así color a las películas.

Según los expertos en la materia, hacia finales de los años veinte, con la invención del cine sonoro, se produjo una gran crisis en el cine, ya que la calidad visual de las películas mudas durante el año 1920 era muy superior a la de su sucesor sonoro. Llevó varios años conseguir que la gente volviera a los cines.

Saludos con las manos

Otro ejemplo de lenguaje mímico, pueden ser todos o algunos gestos que usamos en la vida diaria con nuestros compañeros. Desde un guiño hasta un apretón de manos.

Hay varias historias que tratan de explicar este hábito que tenemos de saludarnos con las manos. Una de ellas nos dice que al hacer esto, obtenemos de los cavernícolas, que levantaron sus manos para decirle a la otra persona que no poseían ningún arma.

A lo largo de los años, esta forma evolucionó, cambiando según la cultura de cada pueblo y resignificándose según su forma. Hay algunos estudios como la PNL (Programación Neurolingüística), que nos informan que de acuerdo a la forma en que saludamos, estaremos mostrando diferentes posiciones. Por ejemplo:

  • Palmas hacia abajo: Dominación.
  • Palma recta/paralela: Empatía.
  • Palma hacia arriba: Sumisión o timidez.

Importancia del lenguaje mímico

Para todos en general, es un lenguaje de gran importancia ya que es un medio de transmisión de nuestros pensamientos y emociones. Como ya hemos mencionado, los gestos nos permiten dar mayor poder a nuestras palabras; a nivel emocional, nos permiten desarrollar más fácilmente nuestras relaciones emocionales con nuestra familia, amigos y pareja; a nivel profesional, un buen uso de los gestos nos permite demostrar confianza y veracidad en nuestras palabras.

Sin duda es un elemento vital para el desarrollo de cualquier tipo de relación, a través de ellos podemos demostrar empatía, cuando queremos iniciar una conversación u hostilidad cuando queremos marcar distancia con las personas que nos rodean.

Para aquellos que no pueden manejar el lenguaje oral, este lenguaje se convierte en su medio de vida, aunque muchos pueden manejar el lenguaje escrito, no siempre tienen la posibilidad de utilizarlo y el hecho de tener su propio código de palabras les da un medio de comunicación para poder relacionarse no sólo entre ellos sino también con las personas que les rodean y que manejan este lenguaje especial.

Vídeos de Lenguaje mímico