Saltar al contenido

Lenguaje científico

Lenguaje científico
Lenguaje científico
El lenguaje científico es una modalidad de lenguaje caracterizada por su formalidad y el uso de símbolos y términos científicos. Se utiliza para la transmisión de conocimientos especializados o científicos. Se suele transmitir por medio de mensajes escritos y debe estar respaldado por fuentes fiables y demostraciones científico-técnicas. La ciencia requiere el uso de códigos lingüísticos especiales para diferenciarla del lenguaje coloquial; existe incluso un lenguaje especializado para las diversas disciplinas científicas. Cada rama de la ciencia utiliza su propia jerga o códigos de lenguaje: medicina, biología, tecnología, astronomía, matemáticas, física, etc. Sin embargo, a pesar de las diferencias semánticas entre las ciencias, hay algunas características básicas o comunes del lenguaje científico. El lenguaje científico utiliza términos específicos sobre la materia de la que habla, tanto que el léxico especial utilizado en los textos científicos es su principal característica. Este tipo de lenguaje también se caracteriza por su objetividad, claridad, precisión y exactitud. No hay lugar para opiniones o sentimientos personales. De esta manera, la ciencia evita ambigüedades y malentendidos.

Lenguaje científico características

  • Impersonal
    Evita el uso de la primera persona del singular (I) o del plural (nosotros), lo que pretende transmitir su naturaleza objetiva.
  • Objetivo
    Tampoco da opiniones personales, es decir, evita el uso de elementos subjetivos. Se basa en observaciones sobre los resultados obtenidos a través de pruebas científicas.
  • Conciso
    Dice lo que quiere decir, usando sólo las palabras que sean necesarias.

Además, hay otros rasgos característicos del lenguaje científico:

  • Trata o informa sobre un tema en particular.
  • Está dirigido a un público experto en la materia.
  • Puede ser difícil de entender para quienes no son expertos en el tema.
  • Utiliza códigos de lenguaje y terminología específica.
  • Alta densidad o especialización de la terminología.
  • Bajo nivel de perífrasis o uso innecesario de palabras. Tampoco utiliza adornos retóricos.
  • Uso frecuente de siglas, que van desde un nivel explícito (el nombre) hasta un nivel hermético (la sigla).
  • Utiliza un vocabulario unívoco (lenguaje monosémico) para evitar diferentes interpretaciones. Los términos técnicos y los neologismos utilizados no toleran otras formas como la polisemia, la sinonimia y la homonimia. Sin embargo, crea neologismos por composición y derivación.
  • Toma prestados términos léxicos y utiliza gráficos y dibujos para sus explicaciones.
  • Hace una referencia estricta al objeto o tema que está tratando. Utiliza un lenguaje denotativo y se niega a utilizar un lenguaje oblicuo.
  • Utiliza elementos discursivos como: definición, descripción, demostración, enunciación, explicación y caracterización, sin implicar posiciones personales.
  • En la escritura predomina el tiempo presente junto con el modo indicativo. Utiliza abundantes sustantivos y muy pocos adjetivos.
  • Es universal; por lo tanto, hay una ausencia de particularismos en el uso de los términos científicos, así como en las ejemplificaciones y las propias convenciones metodológicas.
  • Anteriormente, el lenguaje científico dependía casi totalmente del latín y en menor medida del griego. Hoy en día, el inglés es el idioma más utilizado en el discurso científico, aunque a principios del siglo XX era el alemán junto con el latín.

Lenguaje científico ejemplos

  • Texto periodístico

Informes recientes de los medios de comunicación indican que hay pruebas fehacientes de que el consumo del edulcorante artificial Aspartamo puede acelerar la diabetes de tipo 2 en el cuerpo humano.

Este tipo de diabetes es causado por una deficiencia de insulina, ya que el cuerpo no es capaz de producirla para procesar el azúcar en la sangre.

  • Texto científico

Las pruebas sugieren que el consumo del edulcorante artificial Aspartame causa resistencia a la insulina y diabetes de tipo 2.

Funciones del lenguaje científico

El lenguaje de la ciencia cumple funciones muy precisas como vehículo de la ciencia. Como ya se ha dicho, es preciso, exacto y objetivo. Entre sus funciones, se destacan las siguientes:

  • Transmitir información
    Transmite conocimientos específicos a un público y representa al mismo tiempo una cierta disciplina científica.
  • Expresando argumentos
    Se adentra en lo concreto, exponiendo el tema en cuestión y desarrollando cada uno de los argumentos sin adornos.
  • Metalingüística
    Los textos científicos y técnicos crean y recrean su propia terminología. Por esta razón, a menudo tienen que explicar el significado de los términos utilizados para evitar la ambigüedad o la distorsión. Algunas de las palabras de la terminología científica no tienen significado en los diccionarios de idiomas.

Vídeos de Lenguaje científico