Saltar al contenido

Dialecto

Dialecto
Dialecto
Un dialecto o variante dialectal es una de las posibles manifestaciones de un determinado idioma o modismo. Se produce en un contexto determinado (generalmente geográfico) y no presenta diferencias radicales con el idioma que hagan imposible su comprensión. En otras palabras, los dialectos son cada una de las formas específicas de hablar un idioma que se distinguen en su discurso, aunque pertenezcan al mismo sistema de significados y a la misma lógica gramatical, es decir, al mismo idioma. No es fácil distinguir entre los dialectos de un idioma, ni determinar quién habla un idioma y quién un dialecto. Estas distinciones son generalmente de naturaleza sociopolítica más que lingüística, ya que no hay formas realmente “neutrales” u objetivas en el lenguaje verbal.

Tipos de dialectos

Se reconocen dos tipos de dialectos:

  • Geográfico. Llamadas “variantes diatópicas” o “geolectos”, son variaciones de un mismo idioma que se dan en diferentes poblaciones que lo hablan, como resultado del paso del tiempo y de la separación geográfica.
  • Social. El término “variantes diatópicas” o “sociolectos” se refiere a las variaciones de un mismo idioma entre diferentes estratos, clases sociales, profesiones o circuitos sociales y culturales.

¿Por qué son importantes los dialectos?

  • Los dialectos son la forma de hablar en un contexto histórico-social específico.
  • Los dialectos son la lengua en su estado más vivo que existe.
  • Son la forma específica de hablar de los practicantes de la lengua, teniendo en cuenta nuestro contexto histórico, cultural y antropológico, es decir, haciendo de la lengua un reflejo de nuestra existencia.
  • Lejos de ser una categoría secundaria, los dialectos son la “verdad” del lenguaje.

Propiedades de los dialectos

Los dialectos son:

  • Local. Pertenecen a un determinado sector de los hablantes de un idioma, aunque el resto puede entenderlo o reconocerlo al menos como parte del mismo idioma.
  • Contextuales. Presentan diversas formas de elaboración en función del contexto de uso, como el registro (formal, informal, coloquial), el dominio de la lengua o la variedad “estándar” (alta, media, baja) y el estilo individual o personal.
  • Histórico. Cada dialecto presenta su propia historia de elaboración, que también forma parte de la historia de la lengua a la que pertenece.

Ejemplos de dialectos

Algunos ejemplos de dialectos son:

  • Del italiano. Toscano, Piamontés, Sardo, Abruzzo, Milán, Pugliese, etc.
  • Del francés. Criollo haitiano, cajún, camfranglais, criollo antillano, francés de Quebec, etc.
  • Del chino mandarín. Dialecto Yangzhöu, dialecto Xï’än, dialecto Chéngdü, etc.

Vídeos de Dialecto