Saltar al contenido

Lenguaje icónico

lenguaje iconico
Lenguaje icónico
El lenguaje icónico puede definirse como una representación visual y discursiva que busca transmitir algún mensaje a través de la imagen. Además, es una expresión limitada porque normalmente el símbolo tiene un significado único. Sin embargo, en el contexto virtual, el símbolo puede actuar como un signo y variar su significado. Por lo tanto, el referente depende del conocimiento y la cultura de la persona. Por ello, es esencial que exista un vínculo entre el emisor, el código y el receptor. Para que esta relación se realice, es necesario que cada unidad icónica esté compuesta por el icono, el grafismo y el rasgo. Es decir, por la señal, la percepción y el reconocimiento; estos aspectos están constituidos por el modelo, el tamaño, la orientación, el valor y el color de la figura semántica. El objetivo es que el icono sea conceptualmente identificable para que se pueda generar comunicación. De esta manera, se puede ver que uno de los elementos que determina este lenguaje es la sugerencia. Es conveniente destacar que el lenguaje icónico no debe confundirse con la manifestación escrita. Esta última se caracteriza por una ortografía lineal y por los diferentes significados de algunas palabras, que se ajustan al contenido a difundir. El lenguaje icónico, por otra parte, es la expresión de una idea específica. Un objeto que, a pesar de tener numerosas interpretaciones, emite un concepto preciso.

Lenguaje icónico verbal

El lenguaje icónico se caracteriza por la extensión de la dimensión del discurso visual, ya que codifica y analiza el contenido de la realidad empírica para representarla. De la misma manera, hace que los hechos particulares se vuelvan universales a través del signo.

También proporciona datos sensoriales, ya que la población está condicionada a confiar en el mensaje que el símbolo transmite. Esto demuestra que los iconos causan una especie de motivación imparcial en el receptor.

También se puede decir que es un sistema de comunicación analítico porque es esencial conocer la referencia antes de interpretar el signo. Por lo tanto, el espectador reflexiona sobre el trasfondo ideológico de la figura para poder utilizarla.

Cada semana es alegórica. Esto sucede porque el significado de un objeto se deriva de la estructura mental. Es como mostrar que el emisor elabora sus teorías icónicas basándose en la lógica y enlazando diferentes conceptos.

El mensaje visual está compuesto por tres elementos espaciales. Sus componentes son recursos físicos que se utilizan para que la imagen plana adquiera la extensión bidimensional.

Está compuesto por una sintaxis que comprende dos bordes sensibles o fonemas. El primero es el factor de incrustación, el segundo se refiere a la unidad yuxtapuesta. Estos mecanismos se unen para formar el conjunto del icono.

Tipos de Lenguaje icónico

El discurso icónico nació como un método explicativo. En la antigüedad se percibía como una herramienta para retratar los pensamientos y los acontecimientos relevantes de las comunidades. Sus primeras manifestaciones fueron la pintura hierática y la representación ideográfica.

Con el paso del tiempo se incorporó al campo de la sociología y obtuvo la designación de lenguaje. Hoy en día, su uso es tan amplio como el de la expresión escrita. Incluso hay personajes que han llegado a sustituir algunas palabras.

Así, la comunicación visual determina la vida de las personas. Por eso se considera pertinente mencionar sus fundamentos principales:

  • Códigos de señales
    Son figuras en las que el espacio no tiene un papel significativo. Estos signos sólo están compuestos por grafemas e iconemas, ya que son alegóricos en sí mismos y se utilizan para indicar direcciones. Entre ellos están los faros del puerto, los semáforos y las manecillas de los relojes.
  • Códigos ideográficos
    Son imágenes diseñadas para reemplazar el lenguaje verbal con el fin de facilitar la comunicación. Asumen dos funciones: una material y otra simbólica. Es decir, sus referencias son concretas y globales. Estos iconos se identifican por ser siluetas de personas, vehículos e instituciones. A diferencia de los códigos de señalización, los ideográficos son más densos en sus esquemas.
  • Los códigos gráficos
    Son sistemas digitales o lineales que se unen para construir un signo. Estas representaciones son planas y exhiben el principio de la monosemia, como se puede ver en los mapas y diagramas.
  • El código pictórico
    Estos signos destacan por el realismo que muestran, ya que utilizan la textura y el color para reproducir los mensajes. Se expresan a través de características particulares y múltiples. Así es como se detalla en las pinturas, litografías y grabados.
  • Códigos secuenciales
    Son códigos que crean su propia gramática, ya que incorporan diferentes manifestaciones sensoriales para construir discursos didácticos o de entretenimiento. Los medios utilizados por este lenguaje icónico son los registros gráficos y el análisis dimensional. Además, estas imágenes incluyen el orden espacial y temporal con el objetivo de establecer y yuxtaponer una secuencia de comunicación visual, como se ve en las fotonovelas y los cómics.

Importancia del lenguaje icónico

Tal vez la razón de la importancia e influencia del lenguaje icónico es que vivimos en una sociedad donde la imagen lo rodea todo, se ha convertido en algo cotidiano.

En un mundo en el que la estética y lo visual son lo más importante, una imagen es atractiva y atrayente. Pero el éxito de lo visual también está relacionado con el modo de vida actual, en el que la prisa y el poco tiempo disponible han favorecido el éxito de las imágenes, ya que proporcionan mucha información, evocan sentimientos y transmiten ideas sin que el receptor “pierda el tiempo”.

La imagen cautiva, atrae la atención y tiene la ventaja, sobre el lenguaje verbal, de que dice mucho, proporciona mucha información a través de una sola instantánea o de unos pocos fotogramas.

Aparte de la condensación de la información, la imagen es sugerente y atrae la atención de la gente. La imagen nos atrae, evoca sentimientos y sensaciones, y en muchas ocasiones tiene más fuerza que las palabras, el dicho es bien conocido: una imagen vale más que mil palabras.

La imagen es muy importante en nuestra vida cotidiana y se ha convertido en un eslogan publicitario. En muchas ocasiones, la publicidad se compone exclusivamente de lenguaje icónico, sin la apariencia de lenguaje verbal. El lenguaje icónico tiene fuerza por sí mismo y es suficientemente explicativo e informativo ya que su interpretación suele ser universal, las imágenes mantienen una relación de similitud con su significado. Sin embargo, es normal que el lenguaje icónico acompañe al lenguaje verbal.

Vídeos de Lenguaje icónico